QUIÉNES SOMOS

Nuestra historia se vehicula al espíritu pionero y visionario de la familia Solans, que se introdujo en el mundo de la relojería a mediados del siglo XIX.

1845
El inicio de una gran aventura
En el año 1845 la familia Solans comenzó a trabajar con los relojes, reparando y ajustando la hora de aquellos guardatiempos mecánicos de iglesias, ayuntamientos y estaciones ferroviarias.
Visionarios de un futuro negocio
Ese mismo año, la famosa familia empezó a vender relojes.
Nuevos caminos
La notoriedad de la empresa fue creciendo, y también el interés en nuevas perspectivas de negocio: la venta y reparación de relojes se completaba con una nueva actividad: la joyería.
La primera tienda
El año 1950, la familia Pons, descendientes de la familia Solans, creó la primera tienda de relojes y joyas en Andorra. Fue la antecesora de Geneve.
Geneve
El año 1960, la familia creó Geneve.
Hvngari
El año 1995, se inauguró Hvngari.
Berna
El año 1999 se construyó la tercera tienda de la familia Solans, Berna.
Una mirada hacia la cultura
Con el deseo de aportar cultura a Andorra, Antoni Pons Solans, relojero y joyero, creará en un futuro muy cercano el primer Museo de la Relojería en Andorra.
Futuros caminos
La pasión por los relojes de la familia Solans se transmite generación tras generación y así la ha trasladado Antoni Pons Solans a sus hijos: Antoni Pons, gemólogo, y David Pons, relojero.
Endyear